Periodoncia, cirugía e implantes dentales

Periodoncia.

La periodoncia es el área de la Odontología que se encarga del estudio, prevención y tratamiento de aquellas patologías que afectan a los tejidos que protegen, rodean y sujetan los dientes: encía, hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular.

La enfermedad periodontal es una patología crónica, que abarca brotes con una sintomatología mínima y puede conducir a la pérdida de soporte de sujeción de los dientes, es decir, a la destrucción de las encías y el hueso que sujeta los dientes. Es causada por la acumulación de placa dental bacteriana.

El tratamiento de las enfermedades periodontales varía en función del estado de avance de la patología. El dentista se encargará de realizar una evaluación y pautar el plan de tratamiento más indicado.

Si la enfermedad se encuentra en un periodo inicial, es necesario eliminar las bacterias acumuladas mediante una profilaxis profesional, realizada por profesionales como el dentista o el higienista dental.

En el caso de la periodontitis, el tratamiento suele organizarse en dos fases. En la fase básica se eliminan las bacterias periodontales mediante el raspado y alisado radicular. En enfermedades cuyo estado es más grave se considerará acceder a las bolsas periodontales profundas realizando una cirugía periodontal.

Es necesario instruir a los pacientes sobre qué es la enfermedad periodontal para que adquieran hábitos de higiene oral adecuados.

Cirugía.

La cirugía oral engloba el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico de las enfermedades que se producen en la boca, los maxilares y sus tejidos.

Entre los tratamientos más frecuentes de este área podemos encontrar los injertos de encía, las gingivectomías, las extracciones de muelas del juicio, las frenectomías o las fenestraciones de caninos.

Implantes dentales.

Los implantes dentales son una de las soluciones para reponer los dientes perdidos o ausentes.

Son tornillos de Titanio que se introducen en los huesos maxilares y permiten sujetar una corona o un puente para realizar la función de las piezas perdidas.

Mediante el implante se pretende recuperar la estética y la función perdidas.

Existen distintos tipos dependiendo de si han de reemplazar a una o varias piezas dentales; así están los implantes unitarios ( que sustituyen a un único diente, dos implantes sobre los que irá un puente fijo o bien implantes para sustituir la arcada dental completa ( pudiendo ser removibles o fijas).

¿Necesita recibir este tratamiento?

Contacte con nosotros y le atenderemos encantados.

CONTACTAR